Blog de Mindfulness para Sanitarios

Ni mucho, ni perfecto. Sólo hazlo

Hace unos días hablaba en el webinar “¿Por qué es urgente que te cuides?” más que de la necesidad, de la urgencia de instaurar una serie de rutinas saludables para nuestro cuidado.

Una de las prácticas que os proponía es el mindfulness o el cultivo de la atención plena, como punto de partida para tomar conciencia de cómo estamos a nivel físico y emocional y qué acciones podemos tomar para mejorar.

Sabemos que instaurar nuevos hábitos o una nueva rutina puede ser un desafío y al mismo tiempo déjame convencerte de que la constancia en la práctica de mindfulness es la clave para desbloquear un mundo de beneficios para tu bienestar mental y emocional.

Imagina esto:

Un espacio en el que puedes desconectar del ajetreo diario, un oasis personal donde tu mente y tu cuerpo pueden conectar con la calma, con un remanso de tranquilidad, y donde descubres la capacidad de enfrentar los desafíos de un modo diferente al habitual, sin reactividad.

Ese momento, ese espacio, es tu rato de práctica de mindfulness, una práctica que está respaldada por siglos de sabiduría contemplativa y por numerosos estudios científicos y cada vez más se oye hablar de ella.

La Constancia como Pilar Fundamental

¿Verdad que si quisieras aprender un idioma o tocar un instrumento o ponerte en forma para una maratón, no se te ocurriría esperar a que eso ocurriera sin más? Sería absurdo pensar que un día te levantarás sabiendo hablar mandarín o tocando el violín como Paganini o con la forma física de Usain Bolt, todo sin haber movido un dedo.

Al igual que cualquier hábito, la práctica de  mindfulness requiere constancia, para entrenar la capacidad de estar presente.  No se trata de alcanzar la iluminación en un día, sino de cultivar gradualmente un estado mental más equilibrado y consciente. Así como un jardinero cuida su jardín día tras día, tú puedes cuidar tu mente con la semilla de la constancia en la práctica.

Pequeños Pasos, Grandes Resultados

Comienza con sesiones cortas, tan solo unos minutos al día. La clave está en la regularidad. No hace falta hacer mucho, no hace falta que sea “perfecto”. A veces nos ponemos objetivos que son difíciles de cumplir y cuando eso ocurre (que no los alcanzamos) nos desmotivamos y abandonamos. Por eso es importante establecer una rutina diaria que te permitirá integrar la meditación en tu vida cotidiana de manera natural. Se trata de que encuentres tu momento ideal. Puedes hacerlo por la mañana para empezar el día con claridad, o por la noche para liberar tensiones acumuladas. En mi caso si lo dejo para el final del día, lo más probable es que no lo haga, por eso me gusta practicar cuando me levanto.

Transforma la Relación Contigo Mism@

Te invito a que consideres la práctica como una “cita” contigo mism@, como un espacio donde priorizar tu cuidado, en lugar de tomarlo como “otra tarea que tengo que hacer”. Hacerlo será beneficioso no solo para ti, sino para los que te rodean.

La meditación mindfulness es una oportunidad para explorar tu mundo interior, entender tus pensamientos y emociones, y desarrollar una relación más amable contigo mism@. La constancia te guiará en este viaje de autodescubrimiento, permitiéndote abrazar la realidad presente con aceptación y compasión.

La constancia en la meditación mindfulness no solo te brindará paz interior, sino que también ha demostrado científicamente reducir el estrés, la ansiedad, mejorar la concentración, la memoria y fortalecer la resiliencia emocional.

La constancia es la llave que abre la puerta hacia una vida más consciente y plena. Así que, ¿por qué no darle una oportunidad a la meditación mindfulness? Empieza con pequeños pasos, sé amable contigo mismo y observa cómo florece una práctica que te acompañará en tu viaje hacia el bienestar mental y emocional.

Y si quieres comenzar esta rutina acompañad@ por un grupo y alguien que te guíe en los primeros pasos, te animo a que te apuntes a mi espacio gratuito de prácticas de mindfulness, y a que conozcas mi Programa de Autocuidado para Profesionales Sanitarios (PAPS).

¿Te ha gustado? Compártelo con otros sanitarios

Taller gratuito
8 Septiembre 2022
18:30 - 20:00 horas (hora de Madrid, España)
"Aprende a Cuidar de Ti"

Si eres profesional sanitario y te sientes agotado física y emocionalmente, descubre cómo aumentar tu nivel de energía y bienestar, la satisfacción en el trabajo y redescubrir el sentido de tu profesión.

Espacio de Prácticas
Los Martes a las 19 horas
Retomamos el Martes 26 de Septiembre 2023
"Prácticas gratuitas de Mindfulness"
Espacio semanal de prácticas con encuentros de 40 minutos para que comiences a familiarizarte con la práctica de mindfulness, o consolidarla si ya practicas de forma habitual.

Programa de Autocuidado
para Profesionales Sanitarios (PAPS)

Curso teórico-práctico, basado en el programa de reducción de estrés MBSR, que combina el Mindfulness con prácticas de  autocompasión y de comunicación consciente, especialmente adaptado a las necesidades de profesionales sanitarios.

¿Quién es Nuria Morán?

Hola, soy Nuria Morán, médico de familia y facilitadora de Mindfulness para Sanitarios.

Acompaño a profesionales sanitarios que están a punto de quemarse a recuperar el equilibrio y reconectar con el sentido de su profesión.